Ser creativo

Ser creativo significa ver las cosas desde otro punto de vista, ser capaz de pensar lo que otro antes no ha pensado. Aunque solemos relacionar creatividad con arte, lo cierto es que es necesaria en el trabajo científico e investigador.

Si no, no habría avances en ciencia, ni nuevos descubrimientos, ni inventos…

Este curso hemos llevado a cabo en la asociación talleres de creatividad con los chicos y chicas de primaria, con mucha aceptación tanto por el número de asistentes como por el grado de participación de los mismos. Y como ha sido una experiencia muy divertida, voy a contaros algunas de las cosas que hemos hecho, por si os animáis a seguir imaginando desde casa.

Por ejemplo, en uno de los grupos leímos un trozo del libro de Michael Ende “Jim Botón y Lucas el maquinista”, que decía lo siguiente:

“Los chinos van muy a gusto al limpiaorejas. Primero, naturalmente, por limpieza y segundo porque el cosquilleo y el hormigueo son muy agradables si el limpiaorejas trabaja como es debido. A los chinos les gusta mucho.
Había también cuentacabellos que le cuentan a uno los de la cabeza, porque en china es muy importante saber cuántos cabellos se tienen. Un cuentacabellos tiene unas minúsculas pinzas de oro con las que puede coger los cabellos uno por uno.”

Y ahora, nos toca a nosotros inventarnos nuevos oficios. Como el objetivo es desarrollar la imaginación, no hace falta que sean rentables.

También nos convertimos en arqueólogos, y teníamos que pensar usos para los objetos que encontrábamos en nuestras excavaciones. ¿Qué creéis que puede ser esto?

 

Blog-Ser Creativo

 

También encontramos los refranes o frases hechas que se esconden detrás de las siguientes versiones cultísimas:
– ¿Qué individuo te ha surtido de cilindro cerífeo en el presente sepelio?
– Es más lucrativo semoviente volátil en cavidad metacarpiana que magnitud elevada en espacio heteroaéreo.
– A equino graciosamente transferido no le periscopees el incisivo.
– Quien con impúber pernocta excrementado alborea.
– A dicciones articuladas por laringes insolentes, trompas de Eustaquio en estado letárgico.
– Innúmeras estridencias, más escasos frutos de vegetales juglandáceos.
– Ejecuta lo provechoso y no vislumbres al sujeto agraciado.
– Manifiesta a mi ego con quién te relacionas y un servidor pronosticará tu personalidad.
– Quien anhele semovientes acuáticos que se inunde los glúteos.

 

Os animo a que escribáis vuestras propias versiones cultas de refranes.

Y otra de las actividades que hicimos fue leer el siguiente texto:

Sir Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y Premio Nobel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota:

“Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado en un problema de física, pese a que este afirmaba con rotundidad que su respuesta era absolutamente acertada. Profesores y estudiantes acordaron pedir arbitraje de alguien imparcial y fui elegido yo. Leí la pregunta del examen: ‘Demuestre como es posible determinar la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro’.
“El estudiante había respondido: ‘lleve el barómetro a la azotea del edificio y átele una cuerda muy larga. Descuélguelo hasta la base del edificio, marque y mida. La longitud de la cuerda es igual a la longitud del edificio’.

“Realmente, el estudiante había planteado un serio problema con la resolución del ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente. Por otro lado, si se le concedía la máxima puntuación, podría alterar el promedio de su año de estudios, obtener una nota mas alta y así certificar su alto nivel en física; pero la respuesta no confirmaba que el estudiante tuviera ese nivel. Sugerí que se le diera al alumno otra oportunidad. Le concedí seis minutos para que me respondiera la misma pregunta pero esta vez con la advertencia de que en la respuesta debía demostrar sus conocimientos de física.
“Habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunté si deseaba marcharse, pero me contestó que tenía muchas respuestas al problema. Su dificultad era elegir la mejor de todas. Me excusé por interrumpirle y le rogué que continuara. En el minuto que le quedaba escribió la siguiente respuesta: coja el barómetro y láncelo al suelo desde la azotea del edificio, calcule el tiempo de caída con un cronómetro. Después aplique la formula altura = 0,5 A por T2. Y así obtenemos la altura del edificio. En este punto le pregunté a mi colega si el estudiante se podía retirar. Le dio la nota más alta.
“Tras abandonar el despacho, me reencontré con el estudiante y le pedí que me contara sus otras respuestas a la pregunta. Bueno, respondió, hay muchas maneras, por ejemplo, coges el barómetro en un día soleado y mides la altura del barómetro y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la altura del edificio.
“Perfecto, le dije, ¿y de otra manera? Sí, contesto, este es un procedimiento muy básico: para medir un edificio, pero también sirve. En este método, coges el barómetro y te sitúas en las escaleras del edificio en la planta baja. Según subes las escaleras, vas marcando la altura del barómetro y cuentas el número de marcas hasta la azotea. Multiplicas al final la altura del barómetro por el número de marcas que has hecho y ya tienes la altura.
“Este es un método muy directo. Por supuesto, si lo que quiere es un procedimiento mas sofisticado, puede atar el barómetro a una cuerda y moverlo como si fuera un péndulo. Si calculamos que cuando el barómetro esta a la altura de la azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores, y aplicando una sencilla fórmula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio. En este mismo estilo de sistema, atas el barómetro a una cuerda y lo descuelgas desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo puedes calcular la altura midiendo su periodo de precisión.
En fin, concluyó, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea coger el barómetro y golpear con el la puerta de la casa del conserje. Cuando abra, decirle: “Señor conserje, aquí tengo un bonito barómetro. Si usted me dice la altura de este edificio, se lo regalo.
En este momento de la conversación, le pregunté si no conocía la respuesta convencional al problema (la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares) dijo que la conocía, pero que durante sus estudios, sus profesores habían intentado enseñarle a pensar”.
El estudiante se llamaba Niels Bohr, físico danés, premio Nobel de Física en 1922, más conocido por ser el primero en proponer el modelo de átomo con protones y neutrones y los electrones que lo rodeaban. Fue fundamentalmente un innovador de la teoría cuántica.

Esta historia generalmente les encanta a estos chicos por sí misma, sobre todo a los que les han bajado la nota del examen por responder bien, pero de una manera distinta a la que esperaba el profesor. Sin embargo, nosotros la utilizamos para resolver problemas con diferentes objetos que ellos habían escrito con antelación, y sin saber para qué.
Por ejemplo, ¿Cómo podemos calcular la cantidad de agua que sale por un grifo con ayuda de un balón de fútbol? ¿O medir la superficie de la base de un edificio con un albornoz? (Pista: no os imagináis la de veces que utilizaron Wallapop)

Tere Millán

 

 

 

 

 

 

Read More

Albert Einstein en Berna

En el año 1905, Albert Einstein formula su revolucionaria Teoría de la Relatividad. En aquellos momentos se encontraba residiendo en Berna, la capital suiza.
Durante el presente curso escolar, estoy trabajando para la Consejería de Educación como profesor de Lengua Española en esta ciudad, y resido muy cerca del Museo dedicado al genio. Evidentemente, no me he podido resistir a echar un vistazo al Museo y contaros mis impresiones, no como físico de partículas, campo que desconozco absolutamente, sino desde la perspectiva de un educador. Me he interesado principalmente por el ambiente familiar y el escolar , de los que os voy a desvelar datos sorprendentes.

 

Blog-Casa einstein

 

 

Nace Albert Einstein en 1879 en el seno de una familia de ingenieros eléctricos. De hecho, su padre patentó varios instrumentos de alta tecnología , entre ellos un medidor de la intensidad eléctrica Era propietario de una importante empresa de producción eléctrica, en aquellos momentos a la vanguardia mundial, con 150/200 empleados, que inició el suministro eléctrico en la ciudad de Munich . Fueron los primeros que iluminaron la fiesta de Oktoberfest en 1885.

Evidentemente, el niño se crió en un mundo familiar de altísimo nivel técnico-científico.
En la zona del Museo dedicada a la infancia del pequeño Albert, se expone un objeto que a mí me dejó maravillado: entre sus juguetes destaca una preciosa máquina de vapor a escala que fiuncionaba perfectamente . A finales del siglo XIX , aquel niño jugaba con una máquina real que no estaba disponible para la empresas, ni siquiera para la mayor parte de Estados del mundo. Traducido a la actualidad, sería como tener en el jardín un acelerador de partículas.

 

¿Fue un niño sobreestimulado?
Un tópico muy extendido sobre al infancia de Eisntein es su supuesta inadaptación escolar y su mediocre rendimiento académico .
En una de las vitrinas del Museo se puede ver un certificado con las calificaciones del joven genio en 1896.Tiene un 3 . tres 4 , tres 5 y cinco 6 ¿Unas notas mediocres? Creo que precisamente en este documento se ha basado el tópico del bajo rendimiento escolar del genio .

En la Suiza actual , el sistema escolar sigue manteniendo el mismo método de calificación , que va de 0 a 6 . Traduciendo a la nomenclatura actual, las calificaciones serían 5, 6,6,6,6,8,8,8,10,10,10,10 10 , las de un alumno brillante .

Lo que sí se recoge en la información del Museo es su poca habilidad con los idiomas, y una cierta tensión con los profesores que no sabían dar satisfacción a sus inquisitivas demandas intelectuales relacionadas con la ciencia .
Se hace notar también su rechazo hacia las tareas repetitivas y memorísticas.

Era tan evidente su capacidad para los estudios que se le permite excepcionalmente presentarse a la prueba de Maturité (equivalente a la actual Selectividad) para ingresar en el Polytechnicum de Zurich con 16 años , dos antes de la edad oficial.En aquella época, el Polytechnicum era el centro universitario de mayor prestigio mundial y el acceso era muy restringido. Suspende la primera vez, no por su formación científica, sino por su dificultad con los idiomas.

 

Blog-calle Berna

Dentro de las distintas pruebas de la Maturité , Einstein realiza una disertación en francés sobre sus planes de futuro. Escribe que quiere ser profesor de Física Teórica . Esta segunda vez pasa el examen e ingresa en el Poly.
En el tercer año de estudio,como anécdota ,suspende con un 1 la asignatura “Física Práctica para Debutantes” por sus continuas ausencias de clase, por lo que recibe una reprimenda por parte de su profesor .
Pertenece al club “ Olympia” formado por estudiantes universitarios que debaten regularmente sobre conceptos de física teórica y ciencia en general.

En 1902 una vez terminados los estudios, Albert Einstein encuentra trabajo en la Oficina Federal de Certificaciones, en concreto en la Oficina de la Propiedad Intelectual donde se ocupa de analizar y valorar los últimos descubrimientos sobre electrotecnia . No se trata de ninguna manera de un trabajo de segundo nivel, puesto que el joven físico está en contacto diario con la tecnología punta europea. Después de sus 48 horas semanales de trabajo, en su tiempo libre se dedica a investigar sobre física teórica, con los revolucionarios resultados que conocemos.

En el Museo hay una exposición muy didáctica sobre la Teoría de la Relatividad. Explica cómo la velocidad de la luz es siempre constante independientemente de la velocidad que lleve el observador.
Pero a mí no acaba de entrarme en la cabeza. A ver si este año en Berna también a mí me espabila, y además de entender la Teoría , descubro un método pedagógico para aprender sin estudiar . Me dan el Nobel seguro.

 

Blog-Peña flamenca de Berna

 

Andrés Alonso. Vicepresidente de la Asociación “Sin Límites”

 

 

 

 

Read More

Actividades: Ciencia Divertida (5-6 primaria)

La Ciencia Divertida, Física e ilusionismo

 Por Maralí D.

El objetivo de los talleres de ciencia divertida es acercar la ciencia a través de trucos que pueden parecer magia. Aprendemos a identificar los fenómenos físicos que actúan y vemos cómo funcionan. Todo ello a través de demostraciones y experiencias realizadas por cada uno de los participantes.

Hace poco los chicos y chicas del tercer ciclo de primaria trabajamos los temas del Equilibrio y La Inercia en el taller de ciencia divertida.

ciencia3-5-6

Empezamos pensado sobre el concepto de equilibrio. Luego, a través de experiencias varias descubrimos, manipulamos, localizamos centros de gravedad y puntos o polígonos de apoyo en objetos y personas.

Aprendimos que al impedir el desplazamiento del centro de gravedad se puede inmovilizar a una persona y vimos cómo redistribuyendo la masa de un conjunto podemos modificar el estado de equilibrio de un cuerpo.

Explicamos, vimos o manipulamos los diferentes estados de equilibrio estático: Indiferente, Inestable y Estable.

Descubrimos los secretos los equilibristas, de la paradoja del plano inclinado y del aro que remonta la pendiente.

ciencia6-5-6

Recordamos las leyes del movimiento propuestas por Isaac Newton, para luego centrarnos en  la Inercia, que dio pié a variadas experiencias en donde la ciencia y la pericia se combinaron para poder realizarlas exitosamente.

Al hilo de la inercia y del movimiento lineal uniforme nos acercamos al movimiento no lineal para evidenciar la fuerza centrípeta, y centrífuga a través de algunas “nutritivas” experiencias.

Finalmente mencionamos la conservación del movimiento angular y cómo lo aprovechan los patinadores en sus piruetas y la “bolas hurricane” para acelerar su rotación.

Os adjunto un enlace donde podéis bajar un archivo pdf con el pájaro equilibrista que tuvimos en el taller. Funciona mejor si se imprime en cartulina.

http://www.cudi.edu.mx/primavera_2012/talleres/pajaro_equilibrista.pdf

Por si algunos de los participantes se pregunta ¿Qué fue de los rabanitos? Os paso una foto:

ciencia1-5-6

ciencia2-5-6

ciencia5-5-6

ciencia7-5-6

ciencia8-5-6

ciencia9-5-6

Read More